Aneto

31 de julio y 1 de agosto de 2012

Para ver el itinerario aproximado de subida a la Renclusa en Google Earth pincha aquí. El de subida al Aneto y la bajada , aquí

 Con treinta y cuatro o treinta y cinco años subí al Aneto por primera vez. Total sólo han pasado 25 años desde entonces.

Mira si ha pasado tiempo que en el sitio de la foto, o por ahí cerca, no había más que unas ruinas, cuatro piedras en medio de un prado. Algún habilidoso las ha arreglado un poco. Ahora es un "hotel-spa". La palabra, "spa", muy usada de toda la vida aquí en España, etimológicamente podría proceder los vocablos latinos "sparramarsus" o de "spatarrarsus" pero no hay acuerdo entre los filólogos.

A todo esto el cerro del fondo debe ser el Salvaguardia:

 

Despreciamos el autobús que te acerca al refugio de la Renclusa (te quita más de la mitad del viaje) y decidimos subir todo a pata. Para bajar no fuimos tan chulos. De todas formas el camino merece la pena:


Acostumbrados más o menos a los secarrales del levante y del sur esto es casi Suiza (he dicho casi):

Ya estamos más altos que la parada del bus, nos falta poco para el refugio:

Los encargados de la recepción. Después ya tratamos con personas:

En la foto anterior puede observarse que algún funcionario ha dejado la boquilla del Camelbak al alcance de los gatos. Eso es amor a los animales.


Total que nos alojaron, nos dieron de cenar razonablemente bien, nos dimos el madrugón, de nuevo nos dieron de comer y, sin saber muy bien por dónde íbamos, nos pusimos en marcha a oscuras. Por suerte hay frontales y las máquinas de fotos vienen ahora con flash:

Ea, va saliendo el Sol:

Ahí al fondo, abajo, el ibón de Renclusa:

Y José María hizo este pedazo de foto. Las Tucas de Paderna y, al fondo entre ellas, el Perdiguero:

Ya he dicho antes que no sabíamos muy bien por dónde íbamos. Aparecimos en el Portillón Inferior, lo que nos permitió tener buenas vistas del Aneto y de lo que va quedando de su glaciar que lleva siglos en extinción. Estamos en un periodo interglacial, dicen. Ya refrescará.

Nos ponemos en marcha hacia donde creemos que está el Portillón Superior. Al fondo las Maladetas o algo:

De la anterior foto a la siguiente va toda una historia. Buscando el portillón superior, medio trepamos por una cresta, que resultó bastante disfrutona, aunque no estábamos allí para eso. Vimos a un grupo de funcionarios en el momento en que menos claro lo teníamos y nos fuimos a por ellos. Resultó que era poco menos que la ONU: tres franceses, un murciano y un catalán. A partir de ese momento la globalización o mundialización (parece que los dos conceptos no son lo mismo) aumentó con un valenciano y un granaíno malafollá. En la siguiente foto aparece el Portillón Superior ya por el lado del Aneto:

Y parte del grupo, bajándolo:

La Cresta de los Portillones separa el circo glaciar de la Maladeta del circo glaciar del Aneto.
Entre el portillón y el glaciar el terreno es buenísimo para andar por él, no hay más que verlo (obsérvese el grupito de romeros hacia el centro de la foto):

Nos vamos acercando al glaciar, la France en cabeza y el Aneto a la izquierda:

El guía. Francés de Marsella, no había manera de entender lo que decía, pero eso sí, no paraba de explicar las cosas. Lo cierto es que el tío era un atleta:

Ha llegado la hora de ponerse los crampones:

Y de meterse en el glaciar:

Para allá que vamos:

La travesía del glaciar:

A lo tonto, a lo tonto, hemos llegado a la rimaya, que no es nada amenazante:

Y nos ponemos a hacer fotos:

Y más fotos:

Estamos acabando el glaciar, esto es una barrera de roca que lo divide en dos trozos. Puede verse el importante número de romeros:

El final del hielo. Toca quitarse los crampones:

La antesala del paso Puente de Mahoma. Las criaturas nos quitamos los macutos (enlevez le sac! que decía el guía) y nos preparamos, calladitos, para atravesarlo.

José María grabó este video antes de meterse en el Puente de Mahoma:

Y aquí estamos los dos pollos en la cumbre:

Vistas desde la cumbre: el Posets, con el Monte Perdido asomando a la izquierda de la foto y ese otro a la derecha que juro que me dijeron su nombre y que me maten si me acuerdo (El Vignemale?). En este enlace puede comprobarse si me equivoco. El glaciar del Posets prácticamente no existe. (El contraste de esta foto está exagerado adrede, para eso está el fotochó, pinchar para ampliar):
 
 
El Perdiguero (3221 m), en el centro izquierda, y a la derecha, en el horizonte, el Midi de Bigorre (2877 m) y más próximo, posiblemente el Maladeta (3308 m) o el Maldito (3354 m), no estoy seguro:
 
 
La cresta de las Maladetas (creo, a la derecha) y el Maldito,el que hay en el horizonte justo sobre el Maldito es el Midi de Bigorre. En primer término el Pico Coronas (3281 m):
 
 
Si pinchas en este enlace podrás ver una panorámica de 360º desde la cumbre, generada por ordenador, con rótulos e interactiva (aparecerá en ventana nueva y tarda un poco en calcularse)

El equipo francés, de izquierda a derecha: un señor mayor que andaba lo suyo, el hombre mosca y el guía:
 
 
El destrepe del Puente de Mahoma, ahora sí que había más ganas de hacer fotos:
 
 
Más vistas de la crestecica dichosa:
 
 
Esta otra con un número importante de romeros:
 
 
Pero de todas partes se tiene uno que ir. Hasta de este mundo:
 
 
De nuevo el glaciar (glaciarín más bien) en el centro de la foto se aprecia muy bien la diferencia de color y textura entre la nieve y el hielo:
 
 
Desandando el camino. La rimaya...
 
 Lo que antes fue bajada:
 
 
Algunas de las grietas. Las había mayores, pero todos mirábamos a...
 
 
... éste, que nos estuvo revoloteando todo el rato de la bajada del glaciar. Una de las veces casi aterriza en el collado de Coronas.
 
 
No se le escapó el pájaro a José María:
 
 
Fin del glaciar, nos vamos por el canchal hacia el Portillón:
 
 
éste debió ser el último nevero del día, ya sin crampones:
 
 
Un último vistazo hacia el Aneto y los... el... la... los picos esos de ahí atrás (deben ser el Coronas y el Pico del Medio o el Maldito, vete a saber. Pincha sobre la imagen para ampliar):
 
 La subida del Portillón Superior:
 
 
Aunque va a ser difícil averiguarlo creo que cometimos un error en la bajada del Portillón hacia el refugio. Nos comimos todo el canchal del glaciar de las Maladetas. Tanto José María como yo pensamos que lo lógico hubiera sido ir hacia el Portillón Inferior y bajar al refugio desde allí, una bajada con un terreno mucho mejor. Pero no nos atrevimos a separarnos del grupo y lo pagamos con un descenso que no parecía tener fin, saltando de piedra en piedra. El catalán (no recuerdo su nombre) se cayó tres veces. De milagro no le pasó nada. Esta foto es del final de la bajada, cuando el terreno se había civilizado:
 
 
El refugio al fondo:
 
 
Y ya está. Los últimos rayos de Sol de este día sobre el edificio:
 
 Recogimos los bártulos que habíamos dejado allí, pagamos la cuenta y nos fuimos hacia la parada del bus. De allí al coche y a Benasque donde nos metimos a descansar en un hotel; ducha, cena y cama. Dormimos de un tirón.
 

A página de inicio

www.000webhost.com