Cuarto paseo: Los Alayos

- Enteritos -

22/02/2004

Bueno, lo primero una foto que no es mía para situarnos (cuando suba con la cámara al canal o a Cerro Hueco, la hago).

En rojo el camino seguido (más o menos); en verde cuando este camino va por el lado no visible.

En esta foto la perspectiva está muy deformada, así el Castillejos (1.978 m) es el más alto aunque no lo parezca, le sigue el Corazón de la Sandía (1.862 m) y por fin Picacho Alto (1.771 m).

Subiendo por Rambla Seca, el día prometía bueno ¿verdad? pues de eso nada.
Tras abandonar Rambla Seca toca subir por los típicos pedregales de esta zona hacia el Corazón de la Sandía.
Roca descompuesta cerca ya de la cumbre del Corazón de la Sandía, bueno, la verdad es que todos los Alayos son roca descompuesta.
Una vista sobre el Trevenque.
El trepadero que lleva a la cumbre.

En esta primera foto puede verse (casi no) la urna que contiene el Belén, un poco más arriba y a la derecha de Joaquín.

El canutillo hasta la cumbre.
El Menda arriba del tó.

Vista del Corazón de la Sandía desde el camino al Castillejos.

La subida se hace por el otro lado. Faltaría más.

Bordeando los Alayos en dirección a la falda sur del Castillejos vemos venir el mal tiempo desde el oeste.
El mal tiempo ya bien metido (Pinchar sobre la imagen para ampliar):
En la cumbre del Castillejos. Algún guarrete estuvo antes por aquí (y eso que ni se llega en coche ni hay ninguna carretera por aquí cerca.)
Una vista sobre las canteras de serpentina del Trevenque. El barranco es el río Dílar.
El Corazón de la Sandía desde una de las cumbres entre él y el Castillejos.

Uno de los mil destrepes del día.

Se puede ver que en algunos sitios la divisoria de Los Alayos es un cuchillo.

El Corazón de la Sandía y el Trevenque, ya camino del Picacho Alto.

Llevaba un rato nevando (aunque poco) y soplando un mal poniente.

Panorámica camino del Picacho Alto (Pinchar sobre la imagen para ampliar):
 
Cumbre de Picacho Alto.

Y ya de bajada, por la vereda que viene de bordear los Alayos, camino de la pista de Ermita Vieja. (Eso es un camino civilizao y no los de antes.)

Los montes de la derecha, cubiertos de pinos son los que vienen a formar la Silleta del Padul.

Y para terminar una vista de Ermita Nueva, a donde nos acercamos, naturalmente en coche, para ver la casa del empedraillo la cual no debe uno perderse al pasar por Dílar.

Al fondo las nubes cubren el Picacho Alto, pero ya no estábamos allí ...

Fue un pateo bueno: comenzábamos la subida por Rambla Seca hacia las nueve y cuarto de la mañana y estábamos de vuelta en el coche sobre las cinco de la tarde.
www.000webhost.com