Trigésimo: Un Mal Día 

10 de Agosto de 2007

Descargar itinerario aproximado aquí para verlo con Google Earth (Sólo la ruta, 3KB)

Esta vez pretendía -yo solito- recorrer la cuerda que va desde el Puntal de Juntillas hasta el Collado de Las Buitreras. Dormir en la Laguna de Vacares y regresar por la laguna de Juntillas. No sería así.

La noche del 9 al 10 la pasé en el refugio del Postero Alto. El refugio bien y casi vacío. Tenía la esperanza de ver las "lágrimas de S. Lorenzo" pero el cielo se fue velando y me quedé con las ganas.

Comencé a andar a las 7,30 de la mañana. Comida para dos días, más bien tres.

La primera foto es para el barranco del Alhorí:


La casilla de los rojos. Seguro que ahí mandaban a los enchufaos: mira tú, como me caes bien, te vas a ir a pasar el invierno a ...

El puerto de Trevélez :

Cerro Pelao. El nombre no puede estar peor puesto:

La Piedra de Los Ladrones:

Una pregunta de Física: ¿Qué pasa aquí?

Las últimas nieves del verano en esta zona de la Sierra. El ventisquero del Carbón (creo) en el circo del Alhorí.

Vale, el día estaba chungo, pero sin viento ni frío.

La "cumbre" del Picón, vista desde sus alrededores que son... más altos:


La cuerda por la cual estoy aquí, pero antes una visita al Picón (total, es cuesta abajo):

En él estoy tras 2 horas y 50 minutos desde el refugio. Ni mucho ni poco: no doy más.

En el siguiente hito pongo el bastón:

y lo mismo hago en el siguiente. Van 3 "picos":

Otro más. Y éste debe ser importante ...

... porque han dejado un trofeo. (Es el Puntal de Juntillas, de 3141 m)

Que no falte la panorámica (Pinchar sobre la imagen para ampliar):
 
Ahí al fondo se ve un lagunillo que no sé como se llama, ¿Little Juntillas? ¿Juntillas II? ¿West Juntillas? ¿Eseotrodeallí?:
 
 
El principio de la cuerda:
 
 
Los Lavaderos de la Reina. No he estado nunca. No creo que los pise jamás.
 
 
Tengo nubes para dar y tomar:
 
 
Esta debe ser la laguna de Juntillas:
 
 
Otra cumbre. Debe ser  el Cervatillos. No estoy agachao por el peso de la responsabilidad o del macuto, sino para caber en la foto.
 
 
Esto que toca ahora debe ser el puntal de Los Cuartos. Es cosa de preguntarle a la cabra de guardia:
 
 
La cabra no dijo ná y además salió corriendo. Pero sí que lo es porque esta es la Loma de Los Cuartos (Pinchar sobre la imagen para ampliar):
 
 
En unas horas, si me dejara caer por aquí, estaría en Güéjar. El más allá.
 El menda en el Puntal de los Cuartos. No me da vergüenza poner tanta foto de mi persona. Al fin y al cabo no había nadie más a quien arretratar:
 
 
La otra vez que estuve aquí, en invierno, había una ventisca que no nos dejó estar ni cinco minutos. Hoy toca relax y bocata salchichón.
 El Pelao a tope de funcionarios. Debían ser de un grupo de guiris jovenzuelos que estaban en el refugio a dieta de yogur. Aquí unos cuantos:
 
 
Un vistazo a lo que me quedaba (je!) hasta el Collado de las Buitreras que está detrás del cerro que se ve en el centro.

Al fondo se aprecia muy mal el Puntal de Vacares y algo mejor la Alcazaba y el Mulhacén:

 
 
Más o menos en el último tercio de la canal (parece que a esta zona le llaman "los Escarpes" ) que se ve para llegar a la siguiente cumbre, el Pico de la Justicia, me doy cuenta que mi bota derecha (las estaba estrenando) se había roto. Literalmente reventada por un costado.
 
 

En ese momento, en medio del cabreo, decidí dar media vuelta.  Me dije que el desgarrón podía ir a peor, que la bota podía dejar de sujetarme el pie y que aprovechara mientras podía.

Ahora, en casita, delante del ordenata, pienso que tal vez podría o debería de haber seguido. Ganas de calentarme la cabeza. Los marineros del Club de Mar de Almería decían: "Más vale estar en tierra con ganas de estar en la mar que en la mar con ganas de estar en tierra". Gente sabia.

El monte me despidió poniéndose a llover. No demasiado. Además, para estas cosas lleva uno el chubasquero y las mochilas traen la capa esa tan guay. De cualquier manera en ese momento me daba todo igual.

En esta "foto del adiós", hecha desde el collado que separa al Pelao del Juntillas, se ve el Puntal de Vacares, La Alcazaba, cubierta, y a la derecha, al fondo, el Puntal de La Caldera.

 
 
Volví al refugio a ducharme nueve horas después de haberlo abandonado. La cena, en contra de mis planes, no fue en la laguna de Vacares sino en casa. En Valencia.
 

Actualización: Resuelto satisfactoriamente el asunto de las botas -me han devuelto las pelas, o sea los euros (en eso se han portado como Dios manda) - pongo una foto para escarmiento del personal. Si por algún sitio se ve la marca es pura casualidad; por mi parte no ha habido intención de que se sepa que son unas Garmont Strata GTX:

 
 

Descargar itinerario aproximado aquí para verlo con Google Earth (Sólo la ruta, 3KB)

A página de inicio

www.000webhost.com